User Profile

Gale Duong

Degrees

Abrir un negocio en tu casa está lleno de beneficios, fundamentalmente por la posibilidad de que nos sirve para descartar la compra o bien la renta de un espacio comercial, cosa que nos supone un buen tiempo, cantidad de elementos a considerar y una esencial inversión económica. Y sabiendo como está el panorama empresarial, cualquier ocasión de guardar dinero se agradece. Varias de las virtudes que tiene emprender un una empresa en nuestra propia casa, es que uno puede adaptar el propio horario, trabajar en un medio agradable, cerca de nuestros seres queridos, no tenemos que invertir dinero en viajes ni en comidas en la calle. Por todo esto, conseguiremos tiempo y por consiguiente, dinero, en cualquiera de los sentidos. Algo que debes tener en cuenta para emprender una oficina en su casa es que tienes que tener muy claras las ideas, esto es, decidir con más seguridad género de actividad laboral que realizarás. La decisión final dependerá mucho de criterios como tu trayectoria laboral, tus virtudes personales, tu público objetivo, la competencia que tengas, etc. Podrías considerar, por poner un ejemplo, ofrecer algún género de asesoría o dedicarte a dar algún género de trabajos para particulares, elaborar, la venta o arrendar productos y/o servicios, escribir un weblog, una web o tienda en internet, etcétera. Llegado el momento de elegir la mejor idea de emprendimiento en la casa debes tomar en consideración tus preferencias personales, tus estudios, tu cualificación profesional, los productos o bien servicios más solicitados y, si fuera posible, que otros no ofrezcan, pero sí resulten necesarios. Cuando hayas determinado el sector de empresa que vas a montar, tu siguiente paso será seleccionar ese espacio de trabajo y prepararlo para tal efecto. Partiendo del sector de trabajo y del sitio que tengas disponible en tu propia casa, debes escoger el lugar en donde desarrollarás tu labor. Como idea, por ejemplo, puedes habilitar como despacho el dormitorio de invitados, acomodar algún espacio del salón, adaptar la terraza si la tienes cubierta, etcétera El fin es dar con la opción más interesante en función a la elección del género de empresa. En el caso de que tu negocio sea on line, como muy poco tendrá que contar con una mesa con espacio suficiente para poner nuestro portátil o PC, un taburete, alguna repisa o bien armario para archivadores y papeleo, un teléfono, fijo o móvil, con número diferente al de nuestra casa y al personal, acceso a internet, etcétera Para más espacio y comodidad, evitaremos todos y cada uno de los componentes que nada tengan que ver con el asunto. Si ya te has decidido a trabajar desde tu propia casa y tienes organizado tu lugar de trabajo, lo siguiente es planear las funciones y labores del propio negocio. O sea, debes determinar cuál es tu público objetivo, determinar tu horario laboral y de atención al usuario, determinar los valores de tus productos y/o servicios, diseñar o bien solicitar el diseño tu sitio web, comprar la licencia de funcionamiento, etc. Cuanto esté hecho esto, será el momento de conseguir los primeros usuarios del servicio. Para conseguirlos, puedes empezar probándolo con familiares, amigos y conocidos y también invitarlos a que prueben tu producto o bien servicio, y, en el caso de que hayan tenido una experiencia favorable, que lo comenten con más contactos. Otra posibilidad de promocionarte y de incrementar tus clientes puede ser haciendo un reparto de tarjetas de visita o bien folletos, además de publicar anuncios en diferentes sitios webs para promocionarte a través de anuncios clasificados, redes sociales, weblogs, medios digitales, etcétera. Trabajar desde la casa propia igualmente tiene sus inconvenientes y complicaciones, y es que puede llevarte de vez en cuando a perder la actitud de profesionalidad que se presenta al ubicar tu negocio en unas instalaciones adaptadas y con su cartelería corporativa. Principalmente por esta razón, montar un negocio en nuestro domicilio consiste en respetarlo y mantenerlo en todo momento. Así que, debes ofrecer un producto o bien servicio de mucha calidad, conservar una relación agradable, cumplir con el horario de atención al cliente, respetar los plazos de entrega de los artículos, atender al cliente del servicio con la vestimenta correcta, nada de pijamas o de prendas de andar por casa, etcétera. Es recomendable y muy importante, solicitar a nuestros familiares que respeten de la misma forma nuestro negocio, pidiéndoles que no formen ruidos cuando estén cerca de nuestro espacio de trabajo y que procuren no interrumpirnos en horario laboral, a menos, claro está, que se trate de algo urgente

COMO EMPRENDER